Ir al contenido principal

Existencialismo virtual


Acerca de la participación juvenil en la vida e implicación con Facebook

Luis Martín Mendoza Ramírez, Estudiante de Posgrado, UIA León

 

Dentro de nuestra vida contemporánea existen implicaciones tecnológicas que en promesa facilitarían lo cotidiano y la potencia en los procesos humanos, sin embargo es necesaria una discusión sobre lo que si caracteriza dicho avance, pero sobre todo, es importante, observar los costos, riesgos para que en una mejor conciencia la juventud siga en su carácter de espíritu transformador, crítico, ¿y por qué no? rebelde.
Podemos observar numerosas redes sociales en internet que se proponen como elementos de vínculos y fortalecimiento de la interdependencia de las relaciones, el uso de Facebook se implica como objeto o fenómeno de reflexión por lo que refiere a la calidad de vida existencial, sobre todo de las y los jóvenes como venimos diciendo.
Una idea  a precisar que podemos observar otros en  trabajos o documentales (Steileger: 2011; La revolución virtual: El precio de lo gratuito: 2012) sobre el tema, es que el consumismo, la mercadotecnia, es decir el lucro y constante de un sistema  que sobrevalora las ganancias financieras a costa de la destrucción de la naturaleza, la desigualdad, exclusión, inseguridad física y emocional, entre más, tiene como brazo aliado la facilidad de las redes sociales. Es decir, los proyectos de aplicaciones, por ejemplo, vienen a seguir siendo parte del esquema de negocios y no de construcciones sociales y humanas.
Hay que asumir que el carácter de la imagen pública, el encontrarse con antiguas amistades del pasado, el quebrantamiento de la lejanía (al menos en carácter comunicativo), el costo gratuito, etc., son elementos seductores y en buen punto de equilibrio sostienen un favorable uso de la red social denominada Facebook.
Pero en contraste podemos decir, que no se desarrollan los puentes (mucho bonding y poco bridging: pijama surf –blog-: 2011) del ir y venir en los comportamientos entre pares o bien, de comunidad, sobre todo en el carácter de interdependencia, además existe la falta de concentración al momento presente, inclusive la invisibilidad de la otredad, en el trabajo, familia y relaciones de diversos modos.
La juventud no solo es una etapa energética, sino de responsabilidad, de dudas, crisis, de no poder tener las respuestas a la complejización de la proyecciones en  mundo actual que nos confronta con imposiciones, poca libertad de expresión, calentamiento global, por decir algunos factores, pocos niveles de ocio saludables, las antítesis entre lo social y corporativo, el debate entre la evolución y progresividad de los Derechos Fundamentales y un neo-absolutismo.
Dentro del proceso particular que he tenido en cuanto al uso de Facebook, he podido distinguir la tendencia simplificadora del pensamiento. Esto implica que el costo de la factura del uso prolongado del gadget sobre todo en un sentido disperso y de poca conciencia, solo se aviva el sedentarismo, el conformismo individual y colectivo, pero sobre todo, bloquea la posibilidad de aportación a sí mismo, relaciones con sus diversas variables, comunidad, Municipio, Estado, País, planeta y universo. Por supuesto, el pensamiento implica sentir.
Ahora bien, si tomamos en cuenta un marco conceptual breve sobre la juventud, visto desde el diseño de políticas públicas, cuestiones psicológicas, científicas, deportivas, culturales y claro es tecnológicas, y si tenemos en cuenta como clave la participación y el protagonismo de dichos escenarios cabe mucho el éxito en lo concreto.
Algunas preguntas ahora, ¿realmente como joven estoy teniendo una participación real, cierta y efectiva con el uso que conozco de Facebook? ¿Ese es el tipo de participación política, académica, social y cultural que yo deseo y soy digna(o) de tal? ¿Qué pasaría en mi proceso de vida, existencial y trascendental si las numerosas horas que me implican el uso de redes sociales las involucro en el servicio comunitario, emprendedurismo sustentable, deporte, diálogo real con personas, lectura, hasta soñar, imaginar e intuir (González Galván: 2: 1998)?
Quizás estas respuestas deban ser personales, pero comparto una hipótesis generalizada, en el tenor de que la corporalidad, mente, emociones y espiritualidad estarían mucho más energetizadas y el índice de felicidad sería elevado. La creatividad, pasión y curiosidad también mejorarían al podernos observar más a nosotras (os) mismos desde nuestros deseos.
Otro aporte también es empoderamiento de la excelencia no solo académica (M.L. Mendoza Ramírez: 2012), sino en diversos niveles y variables, superando incluso dichas premisas por mejor profundizar en el conocimiento, y así, volver a la complejidad del sentí-pensamiento con lo que se estaría con mejores recursos no solo para enfrentar por ejemplo en nuestro país cuestiones de violencia hasta institucional, corrupción, falta de calidad educativa, pobreza, entre otros factores.
Complejizado el pensamiento con la ayuda de la lectura, el arte, deporte, convivencia humana saludable, habrá un tenor más contundente desde las acciones, actitudes, comportamientos, decisiones y futuras aportaciones en la participación de cada joven.
Aspectos metafísicos como el destino y la vida, están en la responsabilidad de sumar a nuevos paradigmas como jóvenes. Como propuesta abierta al diálogo a fin de no olvidar la perspectiva democrática, es necesario implicar a las redes sociales hacia el aporte de nuestros procesos educativos.
La utilidad de plataformas educativas, la rapidez para precisar tareas y entregarlas, el transporte de información, la reducción de costos de impresión por el uso virtual., además del debate on-line de tópicos de nuestras áreas tanto con profesores como alumnas(os), son algunas ideas que pueden sumarse a una lluvia mucho más amplia.
La vida entonces, requiere la participación directa de muchas y muchos jóvenes, no desde el escenario de lo virtual en un sentido individualista y poco nutriente, sino mejor que a partir de la presencia en el aula, biblioteca, calle, codo a codo, familiar, pareja, social, sistema político, de mercado, nacional, internacional, intergaláctico, lo espiritual, físico, mental, emocional, cultural, artístico, deportivo, jurídico, educativo, sexual, psicológico, científico, en el mercado, académico, investigativo, empresarial, pues claro está que necesitamos como humanidad con carácter de urgente un nuevos modelos en los conceptos planteados.
Es importante que las redes sociales  y el uso del Facebook se resignifiquen como herramientas al servicio de lo educativo propiciando así la participación libre del sentí-pensar (Galeano) de numerosos jóvenes al abonar ideas constructivas en la vida.

Entradas más populares de este blog

Reseña: María de los Ángeles López Ortega (2013), El recurso de la metodología. Camino a la investigación, 1ª. Ed. México: Reims. 220 pp.

María de los Ángeles López Ortega, doctora en Investigación Psicoanalítica y académica de nuestra Casa de Estudios, nos entrega la obra El recurso de la metodología. Camino a la investigación que está dedicada a resolver los problemas que surgen en las diferentes etapas de la investigación.
Esta obra, con enfoque por competencias, está dirigida al estudiante de bachi­llerato pero así mismo puede servir a los estudiantes de las licenciaturas. Busca rescatar muchos de los aprendizajes adquiridos a lo largo de su formación para ponerlos al servicio de un trabajo de investigación, que contribui­rá a generar un conocimiento útil, a propiciar mejoras a la sociedad y a elevar la calidad de vida universal. Muchos de los grandes descubrimientos se deben a la investigación que reali­zaron personas apasionadas por brindar soluciones a problemas significativos y trascendentes: prevención de enfermedades, logros educativos, invención de me­jores medios de transporte, confianza en los sistemas de seg…

Alfabetización informacional: aspectos esenciales.

Quevedo-Pacheco, N. (2014). [e-Book]  Alfabetización informacional: aspectos esenciales.Una introducción y acercamiento sobre algunos de los aspectos más importantes de la Alfabetización Informacional (ALFIN) o competencias informativas. Lima, Consorcio de Universidades. Comité de Bibliotecas. Texto completo
El presente documento, elaborado en el marco del Encuentro Nacional de Bibliotecas Universitarias «Alfabetización Informacional: Reflexiones y Experiencias» (20 y 21 de marzo de 2014), organizado por el Consorcio de Universidades que integran la Pontificia Universidad Católica del Perú, la Universidad Peruana Cayetano Heredia, la Universidad del Pacífico y la Universidad de Lima, tiene como finalidad introducir y acercar a los asistentes al evento a nociones básicas sobre la alfabetización informacional (Alfín) o competencias informativas, muchas de las cuales forman parte de la temática de las ponencias. En rigor, este trabajo es producto de la sistematización de la bibliografía …

Recuerdos

Una historia corta
Ana Gabriela Rojo Fierro, estudiante de la licenciatura en RI


Hoy es el cumpleaños centésimo primero de Julián. Es una pena que sólo él lo sabe. A menudo piensa en los días de antaño, y en el caos en que el mundo estaba inmerso. Menos mal que sólo él puede recordarlo. Sale de su casa a media mañana, es un día soleado, cosa que siempre lo alegra. Se dirige sin mayor meditación a la cafetería de la esquina. La mujer detrás del mostrador es una distinta a la del día anterior, y a la del día anterior al anterior. Y es así porque en La Ciudad, nadie tiene recuerdos. Nadie, a excepción de Julián. No es que el resto de los habitantes de La Ciudad tengan una memoria tremendamente mala, pero es que no pueden dejar de olvidar. Por el momento sólo recuerdan tres cosas: el idioma que hablan, que en la vida se trabaja por dinero, y que se tiene y se cuida a los hijos. A tal grado sólo son capaces de recordar las tres cosas anteriores que incluso han olvidado quiénes son sus hijos, sus pa…