Ir al contenido principal

Reseña: María de los Ángeles López Ortega (2013), El recurso de la metodología. Camino a la investigación, 1ª. Ed. México: Reims. 220 pp.


María de los Ángeles López Ortega, doctora en Investigación Psicoanalítica y académica de nuestra Casa de Estudios, nos entrega la obra El recurso de la metodología. Camino a la investigación que está dedicada a resolver los problemas que surgen en las diferentes etapas de la investigación.
 
Esta obra, con enfoque por competencias, está dirigida al estudiante de bachi­llerato pero así mismo puede servir a los estudiantes de las licenciaturas. Busca rescatar muchos de los aprendizajes adquiridos a lo largo de su formación para ponerlos al servicio de un trabajo de investigación, que contribui­rá a generar un conocimiento útil, a propiciar mejoras a la sociedad y a elevar la calidad de vida universal.
 
Muchos de los grandes descubrimientos se deben a la investigación que reali­zaron personas apasionadas por brindar soluciones a problemas significativos y trascendentes: prevención de enfermedades, logros educativos, invención de me­jores medios de transporte, confianza en los sistemas de seguridad, creación de nuevas tecnologías de comunicación y muchos otros.
 
Investigar implica realizar actividades intelectuales y experimentales de modo sistemático con el propósito de aumentar los conocimientos sobre determinada materia. La investigación puede ser documental, de campo o experimental. Exige saber plantear y resolver un problema, hacerse preguntas sobre posibles respues­tas a lo que sucede y comprobar la veracidad de las respuestas obtenidas.
 
En México poca investigación se realiza. En 2010 hubo apenas un científico o investigador por cada mil habitantes, mientras que en Japón hubo diez veces más. Esta tarea científica no es nueva en nuestro país; tiene sus orígenes en las culturas prehispánicas, entre las que destacaron la maya y la mexica por sus estudios en Astronomía, Economía, Medicina, Arquitectura, Religión, Artes y muchas otras disciplinas. Más tarde, durante la Nueva España, hubo destacados filósofos hu­manistas que hicieron grandes aportaciones. En la época revolucionaria y en la actualidad ha habido investigación, pero no es suficiente.
 
Por otra parte, es importante después de hacer un descubrimiento, darlo a co­nocer; de lo contrario, no sirve el hallazgo. Para ello es indispensable disponer de los lineamientos y recursos necesarios. De esta manera se genera el conocimiento, se permite que otros con sus observaciones puedan enriquecer el estudio y así la humanidad progresa.
 
En México hacen falta trabajos de investigación científica; es desalentador bus­car información en bases de datos y encontrar muy pocos trabajos publicados por mexicanos, y ver cómo autores de otros países suelen divulgar más sus estudios.
 
Con esta obra, el educando generará una investigación que sea de su gusto, que le permita demostrarse todo lo que ha aprendido. Para ello, el libro se divide en 7 bloques. En el primero, titulado Importancia de la investigación científica y su impacto social, se pretende mostrar la importancia que tiene investigar y lograr avances en nuestro país, así como dar a conocer los hallazgos para contribuir al desarrollo y progreso en el mundo de la ciencia y la tecnología.
 
En el segundo bloque se aborda el Estudio del conocimiento y sus tipos; se re­visan los elementos del conocimiento, se aclara la diferencia entre el conocimiento científico y el no científico y sus principales rasgos.
 
En el tercer bloque, dedicado a Analizar la utilidad y características de la meto­dología de la investigación, se estudian los distintos tipos de métodos y sus carac­terísticas.
 
En el cuarto bloque, Modelos de investigación cualitativa y cuantitativa así como sus métodos de aplicación, se plantea las diferencias entre los principales enfoques metodológicos y sus distintos modelos para abordarlos. Los estudiantes de bachillerato necesitan saber las distinciones entre la investigación cuantitativa y la cualitativa. En seguida el alumno necesitará recabar información, por lo que requiere conocer las distintas formas de obtener datos, a través de la observa­ción, el cuestionario, la entrevista, la encuesta, la historia de vida o historia oral, el grupo focal, la fotobiografía, entre muchas otras, y después saber analizar e interpretar esos datos.
 
En el quinto bloque, llamado Diseño de una metodología para la investigación, se ven los pasos por seguir para llevar a cabo un proyecto. Un problema bien plan­teado es un problema prácticamente resuelto. Cuando se hace un buen plantea­miento del problema es más fácil realizar la investigación, al saber exactamente cuáles son los objetivos para, de esta manera, llegar a las conclusiones del trabajo. El alumno inicia la investigación de problemas en el área de su interés: económica, social, ambiental, de salud, etc., y lo hace con el respaldo de un marco metodológi­co que permita pasar del conocimiento meramente empírico al científico.
 
El sexto bloque, titulado Elaboración de un marco teórico, como su nombre lo indica, aborda la manera en que se va construyendo el sustento teórico de una investigación y ayuda a que el estudiante aprenda a buscar en sitios confiables fuentes de información adecuadas para una investigación científica. La elabora­ción de un marco teórico es más que copiar párrafos de diversas fuentes de in­formación. También se muestra cómo elaborar fichas bibliográficas y fichas de trabajo. Se aprende a redactar la teoría en un texto científico, se hace énfasis en la importancia de parafrasear y se explica cómo citar de manera textual y cómo añadir las referencias.
 
El séptimo bloque se llama Análisis de resultados y elaboración de conclusio­nes. Se muestra cómo se concluye un trabajo de investigación y cómo se presenta haciendo uso de la estadística o del análisis del discurso, entre muchas otras téc­nicas, para poder realizar las conclusiones en las que se expliquen los hallazgos de la investigación. Los alumnos necesitan tener claridad en torno de la ética para la realización del trabajo de investigación; requiere tener claras las consecuencias del plagio y de no saber buscar y obtener suficientes fuentes de información sobre el tema por investigar.
 
Este libro impulsa a los lectores a hacer buenos trabajos de investigación y crea conciencia de la necesidad de contribuir a la difusión de la ciencia en sus diversas áreas del conocimiento mediante el uso adecuado de técnicas y recursos. Además da las bases para realizar, inclusive, investigaciones dentro del ámbito profesional para cuando realicen sus estudios universitarios y requieran aplicar los conoci­mientos de la licenciatura.

Entradas más populares de este blog

Alfabetización informacional: aspectos esenciales.

Quevedo-Pacheco, N. (2014). [e-Book]  Alfabetización informacional: aspectos esenciales.Una introducción y acercamiento sobre algunos de los aspectos más importantes de la Alfabetización Informacional (ALFIN) o competencias informativas. Lima, Consorcio de Universidades. Comité de Bibliotecas. Texto completo
El presente documento, elaborado en el marco del Encuentro Nacional de Bibliotecas Universitarias «Alfabetización Informacional: Reflexiones y Experiencias» (20 y 21 de marzo de 2014), organizado por el Consorcio de Universidades que integran la Pontificia Universidad Católica del Perú, la Universidad Peruana Cayetano Heredia, la Universidad del Pacífico y la Universidad de Lima, tiene como finalidad introducir y acercar a los asistentes al evento a nociones básicas sobre la alfabetización informacional (Alfín) o competencias informativas, muchas de las cuales forman parte de la temática de las ponencias. En rigor, este trabajo es producto de la sistematización de la bibliografía …

Recuerdos

Una historia corta
Ana Gabriela Rojo Fierro, estudiante de la licenciatura en RI


Hoy es el cumpleaños centésimo primero de Julián. Es una pena que sólo él lo sabe. A menudo piensa en los días de antaño, y en el caos en que el mundo estaba inmerso. Menos mal que sólo él puede recordarlo. Sale de su casa a media mañana, es un día soleado, cosa que siempre lo alegra. Se dirige sin mayor meditación a la cafetería de la esquina. La mujer detrás del mostrador es una distinta a la del día anterior, y a la del día anterior al anterior. Y es así porque en La Ciudad, nadie tiene recuerdos. Nadie, a excepción de Julián. No es que el resto de los habitantes de La Ciudad tengan una memoria tremendamente mala, pero es que no pueden dejar de olvidar. Por el momento sólo recuerdan tres cosas: el idioma que hablan, que en la vida se trabaja por dinero, y que se tiene y se cuida a los hijos. A tal grado sólo son capaces de recordar las tres cosas anteriores que incluso han olvidado quiénes son sus hijos, sus pa…